Un viaje seguro para tu pájaro

¿Preparas las vacaciones y no sabes si llevar a tu pájaro contigo? Tu duda es razonable, porque no todas las aves son iguales. Aún así, ve tomando nota, porque, disfrutar de tu alado hasta en las escapadas, no es una tarea difícil. Sólo hace falta predisposición y seguir unos cuantos consejos, que te damos en este post.

Nerviosos, apegados y exploradores

Si tu pájaro es pequeño, como los canarios, periquitos o pinzones, ya habrás notado que suelen ser nerviosos. Posiblemente, un viaje alterará a estos animalitos más de la cuenta, por lo que estarán mejor en casa, al cuidado de una persona de confianza, o bien en algún hogar amigo.

En el caso de que tu compañero plumado sea un guacamayo o una cacatúa, recuerda que estas aves son proclives a sufrir ansiedad por separación, por lo que, dejarlos solos en casa no es, de entrada, la mejor opción. ¿Tienes un loro, perteneciente al género Amazona, y como tal, le encanta viajar? Ya puedes prepararle su equipaje, porque disfrutará de lo lindo, vayas a donde vayas.

Claves para llevar a tu pájaro de viaje

¿Te despertarán los alegres trinos de tu pájaro o los añorarás? Sólo tienes que plantearte una serie de cuestiones y, según sean las respuestas, sabrás si tu pájaro estará encantado de acompañarte hasta el fin del mundo o preferirá esperarte en el hogar hasta que vuelvas.

  • 1. ¿Será capaz de adaptarse a los cambios?
  • Viajar es sinónimo de cambios: de paisaje, clima, gente, ruidos, olores, hábitat, costumbres… ¿crees que tu animalito será capaz de adaptarse a un sinfín de variaciones de su rutina? ¿Tienes un alado joven, en proceso de aprendizaje o tu pájaro es maduro y capaz de adaptarse mejor a otras costumbres que el novato?

  • 2. ¿Cuánto tiempo tolerará estar enjaulado?
  • Piensa en el tiempo que estará tu pájaro sin poder salir de su jaula, en un vehículo en movimiento y, probablemente, con gente desconocida. Estas son situaciones proclives al estrés, que puedes prever antes de salir de viaje.
    Por otro lado, si al viaje largo se van a añadir otras personas, lo ideal es hacer previamente trayectos cortos con ellas, así tu pájaro se irá habituando a las nuevas voces.

  • 3. ¿Se mareará durante el trayecto?
  • Igual que pasa con las personas, tu pájaro está expuesto a marearse durante el trayecto del viaje. En los recorridos cortos de ensayo, comprobarás si tu ave es de las que se marean o mantienen el tipo dentro de un vehículo en movimiento.
    Si se marea, pídele al veterinario que te aconseje el mejor remedio para tu ave, en este viaje que planeas.

  • 4. ¿El destino será saludable?
  • Antes de emprender la marcha, comprueba que en el lugar de destino no haya brotes de enfermedades que pudieran perjudicar a tu ave.

  • 5. ¿Goza de buena salud?
  • Todos sabemos que, fuera de nuestro hábitat, estamos más expuestos a vivir situaciones de mayor estrés que en el entorno habitual. Hay que estar muy preparados para lidiar con cambios de horario, de dieta, de agua… y unos sortean estos inconvenientes con más facilidad que otros.
    Para que tu pájaro inicie un viaje con garantías, es fundamental que esté sano, y para verificarlo es necesario que lo lleves al veterinario para que le haga un chequeo. Ten en cuenta que un animal enfermo podría agravarse en condiciones propicias a la ansiedad.

  • 6. ¿Viajará de forma segura?
  • Por motivos de seguridad, es fundamental que tu pájaro vaya en un transportín diseñado para los viajes, y cuyas características se adapten al tamaño y necesidades de tu ave en particular. Es importante que sea cómodo, rígido, con rejillas de ventilación y con la holgura suficiente para que tu animalito pueda moverse, sin agobiarse.
    El transportín debe colocarse en el suelo, detrás de uno de los asientos delanteros, bien anclado, o en el asiento trasero, sujeto con un cinturón de seguridad o con otros dispositivos diseñados para tal fin. La jaula no debe ir nunca en el asiento delantero.

  • 7. ¿Aguantará la temperatura estival?
  • Es posible que tu ave no soporte temperaturas extremas; un calor excesivo o un frío intenso pueden ser perjudiciales para ella. Recuerda siempre que no debes dejar sólo a tu pájaro en el coche, podría morir de un golpe de calor en pocos minutos.

  • 8. ¿Tendré tiempo para atenderlo?
  • Si prevés que no vas a tener tiempo suficiente para jugar con tu pájaro, alimentarlo, limpiar su jaula y, en general, estar por él, considera la opción de dejarlo con alguna persona de confianza.

Recomendaciones

Si, finalmente, optas por viajar con tu pájaro, toma nota…

  • Reserva e información: antes de la partida, haz la reserva y asegúrate de que en el lugar del alojamiento admiten animales de compañía.
  •  Viaje en avión: en este caso, contacta con la compañía aérea para que te informen si tienen alguna restricción.
  •  Maleta: procura llevar todo lo necesario pero sin excederte en el peso.
  •  Alimentación: dale a tu pájaro la dieta habitual, tanto en el tipo de alimento como en la cantidad, el hecho de estar de vacaciones no tiene por qué alterar su ingesta ni la frecuencia. Los cambios podrían ocasionarle trastornos digestivos.
  •  Agua: el animal tiene que estar siempre bien hidratado. No olvides llevar botellas de agua en el coche. También puedes darle a tu pájaro algunos trozos de fruta rica en agua.
  •  Botiquín: añade un botiquín de primeros auxilios para atender cualquier pequeño trastorno de tu pájaro.
  •  Descanso: haz paradas regulares de descanso para alimentar y darle agua a tu pájaro. Aprovecha también para atenderlo y comprobar que se encuentre bien. Si ves que va a descansar mejor, cubre su jaula con una tela, de manera que tenga oscuridad y le pase el aire.
  •  En el destino: traslada a tu ave a su jaula habitual, ya que no es bueno que siga en el transportín de viaje. Una vez alojada, ya puedes atenderla como si estuvieras en tu propia casa, con sus horas de sueño y su rutina familiar.

¿Ves cómo, para recorrer lugares con tu pájaro, sólo necesitas un poco de planificación y muchas ganas de disfrutar de su compañía? ¡Feliz viaje!
¿Te ha sido útil este artículo? ¡Compártelo!