La superstición de los gatos negros y mala fama de los gatos en general

Los gatos son ariscos, no te puedes fiar de los felinos. ¡Los gatos negros dan mala suerte! ¿Cuántas veces has oído estas frases u otras parecidas? Nosotros, desde luego, muchas más de las que nos gustaría. Por eso, nuestra misión hoy es poner un grano de arena en la destrucción de estos mitos, supersticiones y creencias que impiden a algunas personas disfrutar de una de las mejores compañías del mundo: ¡La de los gatos!

¿Son huraños los gatos?

Esta es, con toda probabilidad, la idea que más se repite. Sobre todo en el animado, pero estéril debate entre si es mejor convivir con un gato o con un perro. Lo cierto es que ambas especies son maravillosas, y proporcionan cariño y compañía por igual.

Los gatos, no obstante, no son ariscos. En muchos casos son territoriales, muy sensibles al calor y necesitan su espacio, como las personas. No siempre están dispuestos a jugar contigo, pero se te acercarán cuando estés sentado tranquilamente. Y es que nuestros amigos felinos aman la paz. El ruido y el ajetreo los estresa, por eso parecen huidizos. 

Al contrario de lo que muchas personas piensan, a los gatos les encantan los mimos. Sus zonas preferidas para recibir caricias se concentran entre las orejas y en el lomo, principalmente. La barriga y las patas pueden llegar a ser problemáticas.

Los gatos terapéuticos

¿Sabías que el ronroneo de los gatos calma el estrés y la ansiedad? ¿Y que personas con trastornos de este tipo mejoran si conviven con gatos? Hasta ese punto es beneficiosa su compañía. El motivo de que el ronroneo sea tan beneficioso es que, cuando lo oímos, nuestro organismo segrega endorfinas (la hormona de la felicidad) y estas refuerzan el sistema inmunológico.

No está mal para unos animales como los gatos negros (o de cualquier otro color), con tan mala fama.

La superstición y los gatos negros

Las supersticiones que existen sobre los gatos negros provienen en su mayoría de la época de la caza de brujas. Antes de ese momento histórico, de hecho, su reputación era intachable. En tiempos de los egipcios, los gatos se consideraban dioses, y hasta se momificaban para que pudieran vivir eternamente.

Sin embargo, la iglesia católica, en la época inquisitorial, comenzó a relacionar a los gatos negros con las brujas. Se decía que estos maravillosos felinos eran la representación del demonio en la Tierra y que cuando una bruja moría se convertía en gato negro. Desde entonces, se los considera heraldos de la mala suerte.

Pero esto no es algo universal. Por ejemplo, en China se cree que los gatos negros dan buena suerte, igual que en Inglaterra, donde se considera que es un buen augurio tener un gato negro en casa.

Si no eres una persona supersticiosa, todo esto no te importará, pero de todos modos queremos darte un consejo: no des gatos negros o blancos en adopción en fechas cercanas a Halloween. Por el bien de los peques peludos toma esta precaución, ya que muchas personas se hacen con ellos para rituales.

¿Conocías todos estos datos sobre los gatos? ¿A que ahora quieres mimarlos todavía más y darles el mejor hogar posible? ¡Hazlo con un buen cepillado y provoca ese ronroneo terapéutico tan beneficioso!

Etiquetas: