En verano la acuariofilia se despierta

“En primavera la sangre altera y en verano la acuariofilia despega”, este podría convertirse en uno de los refranes mascoteros, porque nos hemos dado cuenta de que cada año, cuando llegan los meses de calor y salimos a playas, lagos, ríos y demás accidentes geográficos donde puebla el agua, a muchos nos entra ese gusanillo de tener vida acuática en casa.
Es por eso que, de la mano de Fishman de “Como el perro y el gato”, queremos daros unos consejos para comenzar en este apasionante mundo con buen pie. Tomad nota:

    1. Pasada la euforia de ver a los peces en su hábitat natural, tan curiosos y bonitos como son, plantearnos si realmente estamos dispuestos a asumir todas las responsabilidades que supone cuidar de estos animales y mantener su acuario.
    2. Si no tenemos recursos, tiempo o conocimiento para montar un gran acuario no pasa nada, podemos crear un ambiente acuático pequeño, con filtros modestos pero un conjunto de gran calidad para tener en casa unos nuevos colegas escamados. Y es que al querernos informar en internet vamos a encontrarnos acuarios de tamaños XXL, pero siempre tenemos tiempo de crecer, de plantearnos tener un hiperespacio para nuestros peces.
    3. Vamos a empezar con un filtro interno. Es económico, fácil de usar y guardan una buena calidad de agua.
    4. Informarnos de los peces que pueden habitar ese pequeño acuario y hacernos con el alimento que necesita, conocer en qué agua vive, saber el tipo de decoración que les viene mejor,… Para eso, consulta a un profesional de tu zona o escribe a Alberto Guerrero.


 
Banner_Peces_1100