Alergias en perros y gatos

Alergias-en-perros-y-gatos

Las alergias en perros y gatos pueden responder a diferentes factores. Los alérgenos se pueden clasificar en tres grupos principales y, dentro de cada grupo, el animal puede ser alérgico a algo muy específico; pero por lo general suelen coincidir varios alérgenos. Veamos cuáles son los principales y como tratarlos.

Alergias en perros y gatos: los principales alérgenos

Alergia a las pulgas

Los gatos y los perros pueden ser alérgicos a la saliva de las pulgas, que se inyecta en la piel cuando muerden. Este es el tipo más común de alergia. En los gatos suele provocar exceso de acicalamiento y en los perros, arañazos y mordiscos. La piel desarrolla pequeñas manchas rojas (pápulas) y en los gatos se producen costras extendidas (esto se llama dermatitis miliar).

Alergia alimentaria

Las alergias alimentarias pueden surgir incluso cuando los gatos y los perros han estado comiendo la misma comida durante meses o años. Una alergia alimentaria es una reacción a una proteína o sustancia química alimentaria en particular y la reacción se manifiesta en la piel. Las proteínas más frecuentes que suelen resultar en alergias en perros y gatos incluyen pollo, pescado, gluten y huevo.

Los gatos que tienen alergia a los alimentos generalmente se rascan alrededor de la cabeza y el cuello. En el caso de los perros, cuando veas que tiene más comezón de lo “normal” podría deberse a una alergia a los alimentos. Consulta con un veterinario para confirmar la presencia de una alergia alimentaria y encontrar una alimentación adecuada para tu mejor amigo.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es básicamente una reacción a un alérgeno ambiental y se parece a la fiebre del heno o el asma en humanos. El alérgeno ambiental puede ser estacional, por ejemplo, el polen, o estar presente durante todo el año, por ejemplo, los ácaros del polvo. Los gatos y perros con dermatitis atópica pueden rascarse el cuerpo, lamerse y morderse las patas y frotarse la cara. En estos casos lo primero será hidratar y aliviar el picor en la zona.

Cómo tratar las alergias en perros y gatos

Cómo tratar la alergia a las pulgas

Los gatos y perros con alergia a las pulgas se tratan y controlan con un tratamiento antiparasitario específico para pulgas. El veterinario te recomendará el mejor para cada caso concreto.

Cómo tratar la alergia alimentaria

Si se confirma un diagnóstico de alergia alimentaria, entonces el tratamiento es bastante sencillo e implica evitar los alimentos a los que el animal es alérgico. Las dietas de prescripción dermatológica son nutricionalmente completas y pueden usarse a largo plazo.

Cómo tratar la dermatitis atópica

La dermatitis atópica requiere un tratamiento de por vida para controlar la afección lo mejor posible. Por lo general, los tratamientos suelen atacar a varios frentes:

  • Medicamentos contra la picazón: vienen en forma de tabletas, cápsulas, líquido e inyección. Su objetivo es aliviar el picor y luego disminuir a la dosis hasta el máximo posible de manera gradual. A veces es posible eliminar su aplicación.
  • Inmunoterapia: tóricamente, la inmunoterapia funciona desensibilizando al animal a los alérgenos a los que es alérgico, de modo que cuando se expone a ellos, con el tiempo, deja de reaccionar. Este tipo de terapia tarda de seis a ocho meses en surtir efecto completo. De ahí que se combine con medicamentos contra el picor.
  • Champús, espumas, toallitas y almohadillas antibacterianas/antifúngicas: La función de estos productos es mejorar el equilibrio cutáneo de los perros y gatos alérgicos, de manera que los síntomas desaparezcan o, al menos, se debiliten. Puedes encontrar muchos de ellos en nuestra tienda.

Antihistamínicos

Se pueden administrar antihistamínicos para mejorar el efecto de la medicación concurrente y/o para reducir la reacción alérgica en la piel. Lo mejor en este caso es consultar con el veterinario.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¡Sigue leyendo nuestro blog!